La stop-motion como ejército de resistencia. La tardía edad de oro de una técnica anacrónica

Jordi Costa

Resumen

Paradójicamente, en plena época de la animación digital, la animación stop-motion no sólo no se ha retirado al banquillo —o al desván de los juguetes rotos— en un panorama que no aseguraba su superviviencia, sino que ésta se revela más bullente que nunca, con la realización de numerosos largometrajes que se distribuyen mundialmente, producidos bajo la batuta de veteranos directores como Henry Selick —alma mater de la paranormal Laika—, Peter Lord —Aardman Animations—, Tim Burton o el redivivo maestro checo Jiři Barta; pero también supone un atractivo añadido para cineastas de acción real tan personales como Wes Anderson. Jordi Costa profundiza en este inesperado revivir de la animación stop-motion, cuyo ímpetu contagia cada vez más todas las latitudes.


Palabras clave

Stop-motion; Largometraje; Henry Selick; Tim Burton; Jiri Barta; Wes Anderson; Aardman Animations

Texto completo:

PDF

Abstract Views

5008
Metrics Loading ...

Metrics powered by PLOS ALM




Esta revista se publica bajo una Licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-Compartirigual 4.0 Internacional

Universitat Politècnica de València

e-ISSN: 2173-3511   ISSN:2173-6049   http://dx.doi.org/10.4995/caa